Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

En medio de la crisis del sector lácteo a nivel global y en particular en la Argentina, en medio de la presión por la política de precios del gobierno de Alberto Fernández, Ernesto Arenaza deja las riendas de la empresa y le da lugar al actual Presidente Carlos Agote como Director Ejecutivo. Hace apenas una semana, las industrias lácteas advirtieron que los productos aumentaron un 7%, los costos 49%, con una inflación oficial del 36%.

Ernesto Arenaza, que ejerce como director general de la empresa Mastellone Hermanos desde 2019, dejará su cargo a partir del 1 de marzo próximo informarón desde la compañía, una de las empresas alimenticias más importantes y tradicionales de la Argentina.

“Por medio de la presente nos permitimos informarles que Mastellone Hnos., a partir del día de la fecha, ha consensuado en conjunto con el Sr. Ernesto Arenaza el cese de sus funciones como Director General de la compañía”, así comienza el comunicado, firmado por el directorio de la compañía láctea, con el que se comunicó la salida del número uno de la empresa.

Un paso más hacia la compra por parte de Arcor del 100% del paquete accionario de Mastellone Hermanos.

Más allá de las formalidades, desde la compañía detallaron que su salida estuvo consensuada con el directorio y su cargo será ocupado por Carlos Agote, el actual presidente de la compañía, que desde el lunes 1º de marzo también asumirá la gerencia general de la compañía.

Arenaza tenía una larga trayectoria en la empresa de la familia Mastellone, trabajó 11 años en diversas áreas hasta su salida en 2012. Tras su paso como presidente de la compañía fabricante de motos Jianshe, en 2016 decidió volver a la empresa que lo vió crecer como ejecutivo.

La renovación en la dirección de Mastellone es un proceso paralelo a los cambios que vive la empresa en su paquete accionario. Hace cinco años se produjo el ingreso del grupo Arcor que fue comprando acciones hasta controlar el 47% de las acciones. El otro 53% está en manos de la familia Mastellone y el fondo de inversión Dallpoint.

Más allá de la sorpresa por la decisión del Directorio, la compañía cuenta con un equipo compuesto por directivos y directores ejecutivos con amplia trayectoria y experiencia, tanto en la industria como en el ejercicio de sus funciones, quienes “continúan trabajando cumpliendo con la acciones y estrategias planificadas del año en curso” dijeron voceros de la compañía a los medios.

Las empresas lácteas -la mayoría vuelca su producción en el mercado interno- insisten desde hace años en que la situación es insostenible y recuerdan que “durante todo el año pasado las industrias que cotizan en bolsa tuvieron balances negativos” dicen los voceros de las empresas del sector. De continuar esta coyuntura, el riesgo es que suceda algo similar a lo que pasó con la cadena de la carne vacuna a finales de la década pasada, cuando se perdieron millones de vientres por la fuerte caída en la rentabilidad y que además, terminó con la venta a capitales extranjeros que compraron compañías con graves problemas financieros a precio de ganga.

Más allá de la coyuntura económica argentina que no supera la crisis económica, financiera y social desde hace ya varias décadas, las empresas de todos los sectores productivos de la Argentina esperan que el Gobierno de los Fernández pueda superar la pandemia y de una vez por todas comenzar a enderezar el rumbo político económico.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *