Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

La bodega mendocina de Agustín Casabal y Matilde Pereda, lanza al mercado un dúo de blends que se incorpora a su línea Alegre. Con estos dos nuevos blends, la familia reafirma la búsqueda continua de calidad, personalidad y expresividad en cada producto que ofrecen.

Una selección que dota a cada ejemplar de aromas y sabores muy particulares, que reflejan la tipicidad del terroir.

Los nuevos blends de tintas que presenta Monte Quieto, Bodega de Familia, tienen la particularidad de estar elaborados con vides de sus propias fincas y de un mismo terroir: uno es un mix de Cabernet Franc, Malbec y Cabernet Sauvignon creado con uvas de su finca de Agrelo, en donde está emplazada la bodega, y el otro es un corte de Syrah, Cabernet Franc y Malbec, proveniente de Ugarteche.

Un ejercicio lúdico bastante habitual en el mundo del vino consiste en catar varietales diferentes para detectar las características de cada cepa. Monte Quieto, Bodega de Familia lleva el desafío más allá y presenta dos blends exquisitos que tienen la particularidad de estar elaborados, cada uno, con las uvas más representativas de un mismo terroir.

Los nuevos integrantes de su línea Alegre fueron pensados con ese criterio: mostrar lo mejor de sus fincas y de los terruños mendocinos con la mínima intervención posible. Así nacieron Monte Quieto Alegre Agrelo y Monte Quieto Alegre Ugarteche (a los que pronto se sumará un tercer ejemplar de Vista Flores).

“A diferencia de los blends que siempre hemos hecho, en los que mezclamos todos los terruños y todas las parcelas de nuestras tres fincas, en este caso elaboramos un blend representativo de Ugarteche y otro de Agrelo, a los que pronto se sumará el de Vista Flores, que aún está en desarrollo. Lo interesante de estas etiquetas es que cada blend expone con mucha fidelidad las particularidades del terroir del cual provienen”.
Leonardo Quercetti, enólogo de Monte Quieto, Bodega de Familia.

Los protagonistas

Fieles a su propósito, Monte Quieto mantiene desde sus inicios dos características: sus vinos de corte, a los que sus hacedores no dudan en caracterizar como complejos y equilibrados.

Monte Quieto Alegre Agrelo proviene de Odisea, la primera finca que dio vida a los vinos de la bodega. Ubicada en Agrelo, Luján de Cuyo, a 950 msnm, donde está emplazada la bodega y la casa de la familia, que conforman el matrimonio de Agustín Casabal y Matilde Pereda, los dueños y fundadores.

Odisea ofrece las condiciones ideales para la perfecta expresión del Cabernet Franc, gracias a un suelo franco limoso arcilloso, poco profundo y con un fondo de canto rodado, típico suelo aluvional de Mendoza.

Compuesto por un corte de Cabernet Franc, Malbec y Cabernet Sauvignon, este blend de Agrelo resulta voluptuoso, redondo y con gran intensidad, características típicas de los suelos arcillosos.

Precio sugerido: $6.125

Por su parte, Monte Quieto Alegre Ugarteche es un blend de Syrah, Cabernet Franc y Malbec elaborado con uvas de la finca Los Hermanos. Ese terroir se caracteriza por poseer suelos mayormente arenosos, con poca arcilla superficial, muchas piedras, profundos y permeables. Allí, Monte Quieto posee un viñedo de Malbec, de 45 años de antigüedad, y otros dos de Cabernet Franc y Syrah.

La composición arenosa y con piedras a partir de los 80 centímetros -incluso menos en algunas parcelas-, dio un blend con mucha potencia, avasallante, en el que se reconoce muy fuertemente la influencia del lugar.

Precio sugerido: $6.125


Compartir

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 2 =