Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs

Con acierto o no, Domaines Barons de Rothschild reconoció a una revista británica que su finca chilena, Viña Los Vascos, desarrolle y construya su imagen de manera independiente.

En 1868 el Baron James de Rothschild adquiere Château Lafite. Desde entonces siete generaciones de la familia se han sucedido al frente de la compañía. En la actualidad DBR – Lafite cuenta con cuatro Châteaux Grand Cru de Bourdeaux, así como Bodegas y Viñedos en Languedoc, Argentina y Chile.

Contar con el respaldo de una historia como la de DBR Lafite es para cualquier marca del mundo del vino una bendición, son la realeza de los viñedos del mundo, de los más admirados no solo por sus vinos sino también por sus decisiones políticas en un mercado tan competitivo como el de los vinos.

Por todo ello, es que no puede dejar de sorprender para bien o para mal las declaraciones a la revista The Drink Business del nuevo director internacional de la compañía , Guillaume Deglise, que dijo que si bien el vínculo con Lafite era claramente “muy fuerte”, al mismo tiempo “creemos que la imagen de Los Vascos no es exactamente como debería ser”.

Como si no fuera suficiente, Deglise afirmó que ”llegó el momento de que la finca“ desarrollara una imagen propia, basada en su terruño”.

Propiedad de DBR desde 1998, Deglise dijo que Los Vascos fue un “verdadero pionero” en lo que respecta a la historia de Chile de los vinos finos basados ​​en Cabernet, especialmente el “grand vin” Le Dix.

Expertos del mercado afirman que Los Vascos viene haciendo su trabajo muy bien más allá de estar trabajando fuertemente su marca en el mercado internacional de la mano de la industria vitivinícola chilena que no para de crecer y ganar nuevos mercados.

“Muchos de nuestros distribuidores hacen el vínculo con DBR”, dijo Deglise, “lo cual es muy significativo, pero también debemos promover Los Vascos por lo que es, una de las bodegas de producción más importantes de Colchagua” reconoció el francés.

Deglise dijo que el objetivo era “potenciar cada vez más su imagen a través de su vínculo con Chile” y todos los factores ambientales y geográficos, como su proximidad al océano, que contribuyen a su carácter y además explicó por qué DBR quería invertir allí.

El ejecutivo gregó que estaba interesado en ver un mayor enfoque en la regionalidad en Chile en general. Dijo que sería “una ventaja promover las regiones de Chile no solo el país, para mostrar la diversidad”. Pero, al mismo tiempo, no quería que Chile perdiera la “libertad” que existe actualmente, que permite a los enólogos plantar y desarrollar variedades donde deseen.

En ese sentido, continuó diciendo que DBR iba a lanzar una versión renovada de su gama Grand Reserva llamada “Cromas”, con un nuevo diseño que se aleja del etiquetado bastante tradicional de influencia burdeos de Los Vascos.

La gama cubrirá solo Cabernet y Carmenere en el lanzamiento, pero esto se ampliaría con el tiempo. Y aunque Cabernet “siempre sería la columna vertebral de Los Vascos”, Deglise insinuó que este enfoque bastante conservador podría “cambiar en el futuro”.

Sin ninguna duda, un excelente enfoque y una mejor determinación de parte de los ejecutivos franceses, un reconocimiento al buen trabajo de la bodega chilena a través de su management y equipo de enólogos y agrónomos que conocen mejor que nadie el potencial del terroir chileno.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *