Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Envalentonados, dirigentes de la industria del vino se acordaron de la COVIAR y de la mala y, porque no, polémica y discrecional gestión de los fondos que aportaba la industria del vino. Finalmente, se animaron y emitieron un documento donde piden no aportar más dinero.

La Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (CADAM) reclamó al gobierno nacional por la implementación de “medidas urgentes” para el sector ante la caída del consumo y la fuerte presión impositiva que enfrentan en este contexto. Entre esas solicitudes la entidad empresarial incluyó que se elimine el aporte a la COVIAR (Corporación Vitivinícola Argentina).

Este pedido, conocido en las últimas horas, se basa en que las entidades que integran esta cámara consideran que se hacen aportes injustificables que afectan especialmente a productos de primera necesidad.

Según el sitio Uvas Argentinas, las empresas aportan a COVIAR 58 centavos por cada litro de vino, entre otras cargas.

El ex mandamás de la COVIAR. La gestión del multipremiado Pepe Zuccardi será recordada por varias décadas. La industria del exitoso vino argentino, estancada hace más de 15 años.

Para los distribuidores los aportes impositivos componen el 40% del precio de un producto
La CADAM afirma que “más del 40% del precio de un producto de primera necesidad son impuestos” y asegura que “hay polémicos aportes injustificables que afectan a la industria y al comercio de productos de primera necesidad, sobre todo, en momentos de crisis”.

En este contexto, solicitan “medidas urgentes al gobierno nacional, a las provincias y municipios para evitar la caída de ventas del sector tradicional del comercio, compuesto por mayoristas, 140 mil almacenes, supermercados y comercios de cercanía”.

Respecto de la COVIAR dice el documento que las industrias y los productores piden derogar la Ley 25.849, que crea la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR). Según la normativa, su misión es “promover tanto la organización e integración de los actores de la cadena productiva, como la innovación de productos y procesos que acrecienten el valor agregado del sector, con la finalidad de ganar, mantener y consolidar mercados externos, consolidar el mercado interno argentino, y lograr el desarrollo sostenido del sector”.

De acuerdo a CADAM, nada de esto se logró, aunque deben continuar aportando. “En 2023, los argentinos compraron 52 millones de litros de vino menos que en 2022 (-6,3%), mientras que las exportaciones de vino argentino se desplomaron un 31,7% en volumen en comparación con el año anterior”, es el dato que aportaron los mayoristas.

Las 10 medidas que reclaman distribuidores y mayoristas

1. Eliminación de contribuciones al Inacap
Eliminar la contribución patronal al Instituto Argentino de Capacitación Profesional y Tecnológica para el Comercio (Inacap). Afirman que el aporte a cargo del empleador es de $3.821,60 por cada empleado de comercio. El sector emplea a 1,2 millones de trabajadores, por lo que el instituto estaría recaudando por mes más de $4.500 millones, que administran ciertos gremios empresarios, con el fin de “capacitar”.

2. Impuesto al cheque
Desde el sector mercantil piden eliminar el impuesto al cheque para la cadena tradicional del comercio pyme, que actualmente paga el 0,6% de ese gravamen.

3. Ingresos brutos y tasas municipales
Desde CADAM aseguran que el impuesto a los Ingresos Brutos provinciales es distorsivo, a sabiendas de que el consumidor lo paga hasta 3 veces. Por eso, el sector empresario sugiere que se reemplace por un IVA provincial.

4. Aporte a la Coviar
Derogar la ley 25.849, que crea la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

5. IVA para productos alimenticios de primera necesidad que integran la canasta básica
Desde CADAM reclaman retrotraer o eliminar el Impuesto al Valor Agregado para alimentos y otros productos de la canasta básica. Señalan por ejemplo que en España se acaba de eliminar el IVA para incentivar el consumo de aceite de oliva.

En este sentido, señalan que una medida que iba en esa línea fue promovida por el ex ministro de Economía, Sergio Massa. El programa “Compre sin IVA” preveía la devolución del impuesto con un tope de $18.000 para los productos de la canasta básica a jubilados, trabajadores y monotributistas.

6. Saldos a favor de AFIP
El sector comercial distribuidor y mayorista reclama que se puedan utilizar para abonar cualquier otra obligación fiscal del organismo, evitando así su devaluación. También aseguran que resulta necesario que se implementen mecanismos “simples” de devolución exprés.

7. Anticipo del Impuesto a las Ganancias
La entidad solicita eximir al sector de la obligación de pagar anticipos del Impuesto a las Ganancias, ya que “pagar por ganancias que no se obtuvieron resulta irrazonable, sobre todo para un sector vinculado a la comercialización de productos de primerísima necesidad”.

8. Impuesto País
El sector asegura que se necesita retrotraer el Impuesto País (hoy en 17,5%) a la importación de todos los insumos y productos esenciales de consumo masivo.

9. Financiamiento pyme
Otra cuestión que pide CADAM es la creación de un Cuota Simple Mayorista, que permita a los 140 mil comercios, tiendas y supermercados de barrio comprar en cuotas al mayorista, para sostener así los precios al público frente a los efectos de la inflación.

10. Desgravación de bienes de capital de Ganancias
El beneficio de desgravación de bienes de capital del Impuesto a las Ganancias estaba incluido en la Ley 27.264, pero caducó. “Resulta necesario para que las pymes puedan incorporar maquinaria y tecnología para mejorar la competitividad. Además, sería importante la creación de un régimen especial de incentivos a la inversión de las pequeñas y medianas industrias nacionales”, sostienen.


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =