Contacto

Florida 1065 C1005
C.A.B.A. Argentina

Disponibles
Lunes a Viernes. 9/18 hs
Compartir

Fetzer Vineyards, una de las principales filiales de Viña Concha y Toro fuera de Chile, cambió su denominación operativa por el más moderno Bonterra Organic Estates, en línea con su visión y adopción corporativa de la vitivinicultura orgánica regenerativa.

A través de un comunicado, Concha y Toro explicó que el nuevo nombre se aplica a la identidad de la empresa, así como a sus viñedos y bodega en el condado de Mendocino, California. Bonterra Organic Estates engloba las marcas de vino californianas de la empresa, como Fetzer, 1000 Stories y Bonterra, entre otras.

“Bonterra Organic Estates comunica el espíritu de nuestro negocio en California y se alinea con nuestra dedicación a la agricultura ecológica regenerativa”, dijo Giancarlo Bianchetti, CEO de la firma con más de 22 años en las filas de Viña Concha y Toro.

“Nos embarcamos en un nuevo capítulo, en el que somos pioneros en los avances de las prácticas orgánicas regenerativas, al tiempo que honramos las profundas raíces del legado de la familia Fetzer” explica orgulloso Giancarlo Bianchetti, CEO de la flamante Bonterra Organic Estates.

“Los miembros de la familia fundadora Fetzer fueron pioneros del movimiento de agricultura sostenible en California”, señala Bianchetti, rindiendo homenaje a los fundadores de la bodega creada en 1968.

“Los Fetzers comenzaron a cultivar orgánicamente hace décadas, mucho antes de que los productos orgánicos se convirtieran en un pilar de la cultura estadounidense. Hoy, Fetzer Vineyards sigue siendo un agente de cambio en las prácticas sostenibles, orgánicas y regenerativas en toda la industria del vino, y siempre nos preguntamos cómo podemos hacer más, hacerlo mejor e ir más allá”.

Bonterra nació de la bodega Fetzer Vineyards a finales de la década de 1980 y hoy es una de las marcas de vino premium de más rápido crecimiento en Estados Unidos, gracias a la mayor concientización y demanda de los consumidores de vinos elaborados con uvas ecológicas.

Bonterra Organic Estates adopta la viticultura orgánica regenerativa y la practica exclusivamente en los 960 acres de sus viñedos en el condado de Mendocino, California.

“Al elevar el nombre de Bonterra, nos basamos en nuestras décadas de gestión medioambiental, junto con el estilo de liderazgo innovador y la perspicacia empresarial de nuestra empresa matriz, Viña Concha y Toro”, añadió Giancarlo Bianchetti, el mismo que dirige la bodega desde 2011 que agrega que “nuestra promesa, como Bonterra Organic Estates, es continuar priorizando el medio ambiente ya que esto sirve mejor a nuestra comunidad, clientes y futuras generaciones”, concluyó.

Una historia de neutral a positivo

Algunas de las iniciativas implementadas para ayudar a Fetzer Vineyards -a partir de agosto de 2022 Bonterra Organic Estates- a alcanzar su objetivo positivo neto incluyen dejar cerca del 50 por ciento de su tierra sin desarrollar, reconociendo que proteger y mejorar la vida silvestre y la biodiversidad en los viñedos y los ecosistemas circundantes es de vital importancia.

La familia fundadora y el management, siempre tuvo presente la importancia de proteger y mantener los bosques naturales de roble y los hábitats ribereños (ribera) en sus ranchos, cuyo resultado es que los corredores de hábitat con más de 100 especies de plantas y vegetación ribereña protegida albergan insectos beneficiosos y crean un equilibrio ecosistémico.

De manera crucial, el viticultor cultiva todos sus ranchos de manera orgánica y orgánica, y la agricultura regenerativa ofrece beneficios climáticos que ayudan a mitigar los efectos del cambio climático.

Más recientemente, la bodega se asoció con Pacific Agroecology de Davis, California, EE.UU., En un estudio para ayudar a mostrar cómo las elecciones agrícolas afectan el almacenamiento de carbono orgánico en los viñedos.

Los resultados de la investigación, disponibles a principios de este año, proporcionan indicaciones direccionales que confirman que la agricultura orgánica y regenerativa tiene un impacto positivo en la administración del carbono del suelo, un componente clave del esfuerzo global para frenar el cambio climático.

En formas como estas, Fetzer Vineyards mantiene un equilibrio que es útil tanto para el medio ambiente como para el negocio, mejora la calidad del suelo y, en última instancia, beneficia la calidad de la fruta.

Lo que es más importante, Fetzer Vineyards está ayudando a crear conciencia sobre el potencial de las prácticas de agricultura regenerativa generalizadas para conducir a suelos más saludables y productivos, al tiempo que contribuye a la mitigación del cambio climático al mantener más carbono bajo tierra.

Es justo este tipo de pasión por acelerar el impacto de los negocios, junto con la creación de impactos netos positivos en las granjas, las comunidades y el medio ambiente, lo que hizo de Bianchetti la elección obvia para el Premio de Sostenibilidad YPO SEN de 2019 año para Negocios Sostenibles.

“Para crear un negocio verdaderamente sostenible, debemos considerar a fondo nuestros impactos ambientales y sociales”, dice Bianchetti.

“Tenemos que ir más allá de un enfoque centrado exclusivamente en las ganancias y asegurarnos de que estamos trabajando para devolver más al medio ambiente, la sociedad y la economía global de lo que tomamos. Con un enfoque basado en hechos basado en la investigación y los resultados, y un propósito claro, todos podemos trabajar juntos para construir las bases para un mañana positivo neto”.

La cuarta


Compartir

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =